Mala Memoria

No es ningún secreto lo de mi pésima memoria, pero aún con tan penosa cabecita no me olvido de cuando tengo un concierto, punto al que no llegó el propietario y gerente del garito en el que debería haber tocado en Ferrol, el Sikaru.

Cuando lo llamé para quedar y montar el equipo se echó las manos a la cabeza (o eso intuí por su tono de voz), resulta que no había apuntado el día en el que iría a tocar y le había dado la fecha a otro cantautor de la zona, además, lógicamente no había hecho ningún tipo de publicidad por lo que parecía inviable llevar a cabo el concierto.

Después de 4 horas de paseos por Ferrol, pudimos vernos y Moncho reconoció su error, apechugó con él y le hizo frente tal y como dicen las “leyes no escritas” al respecto (un día os hablaré de ellas).Ahí hay que reconocer que se portó como un señor ya que en este punto por lo general los señores dueños de salas y garitos de conciertos intentan escurrir el bulto, punto negativo por olvidarse pero punto positivo por la resolución del problema, o sea, tablas (pero la próxima vez se lo recordaré unas cuantas veces).

Un día más en Galicia y un concierto menos, nos retiramos de Ferrol con una desagradable sensación en el estómago porque, sea por el motivo que sea siempre duele dejar de hacer un concierto, siempre da la impresión de haber perdido algo irrecuperable.

De Ferrol salimos dirección Coruña para adelantar algo de camino para el día siguiente, ya que habíamos quedado allí para grabar una sintonía para el Carrusel Deportivo de la SER. Esa noche paramos a descansar en Sada, un pueblecito cercano a La Coruña en el que había tocado el año pasado, aparcamos a la orillita del mar y fuimos a tomar algo a la sala donde el pasado año habíamos comenzado una locura de esas que de vez en cuando se hacen en este mundillo ya que aceptamos a ultima hora un concierto en dicha localidad y a la mañana siguiente teníamos que estar sonando en Puertollano (a las 12 de la mañana), a cambio de conducir toda la noche conseguimos ser puntuales en ambas citas, pero…no le recomiendo a nadie semejante barbaridad. Bueno, veamos que nos depara este jueves que acaba de comenzar, levamos anclas y ponemos rumbo a Coruña.

Nacho
Salud y buena Música

Leave a comment

    Add comment