El amanecer previo al último día

El amanecer previo al último día La niebla lo cubría todo a nuestro alrededor y apenas dejaba entrever las casas, que a unos 100 metros de la autocaravana nos recordaban en qué pueblo habíamos parado a dormir la noche anterior ya que en el momento de parar, una cerrada oscuridad sumada al tremendo cansancio del día en Coruña y al del viaje no nos permitieron fijarnos apenas en lugar en el que pernoctaríamos esa noche de jueves.

Un grupo de palomas picoteaban frenéticamente en el rastrojo a solo unos 5 metros de la caravana mientras de fondo se escuchaba el rumor de los coches circulando por alguna carretera cercana y aluna que otra voz humana que no llegaba a distinguirse del todo.

El día en Coruña resultó agotador; Comimos bajo la atenta mirada de la Torre de Hércules, emplazamiento en el que quedaría la autocaravana mientras nos acercábamos a Cadena SER Coruña para grabar un tema para el Carrusel Deportivo. Durante la grabación todo fue como la seda y en una horita estaba hecho todo el trabajo y enviado SER Madrid, dimos una vuelta por la ciudad, deambulamos un rato por la Fnac, subimos en tranvía (nos dejó en la otra punta de la ciudad) y durante el camino de vuelta quemamos las pocas energías que nos quedaban.

Después de tanto ajetreo ciudadanístico, chocaba especialmente comenzar un nuevo día en un lugar tan distinto, de las gentes que de vez en cuando se veían pasar nadie parecía tener prisa, pero nosotros si, teníamos pensado comer y pasar las horas previas al último bolo en la impresionantemente bella villa de Allariz, así que pusimos en orden de marcha la caravan y de levamos anclas de nuevo. Allá vamos…

Nacho
Salud y buena música

Leave a comment

    Add comment