El camino de regreso

 Malas perspectivas había para el camino de regreso y para mi sorpresa no solo se cumplieron sino que empeoraron con creces.

Demasiadas horas de carretera y acumulación de problemas y pequeños choques personales hicieron del camino de regreso una tortura infinita, tal fue el ánimo de intentar reducirla que ni tan siquiera paramos para comer, si a las 12 o 12:30 salíamos de camino, a las 9 de la tarde ya estábamos en Albacete, todo un record digno de olvidar por el entorno y la causa y como no, poco recomendable.

Ahora toca descansar levemente y preparar equipo, repertorio y ganas para este martes, último concierto "oficial" del verano en Cifuentes (Guadalajara), y a ver que pasa porque contrataron "El niño que llevas dentro" para ponerlo en escena en la plaza del pueblo, a pesar de haber sido advertidos de que es un espectáculo para teatros y auditorios y para colmo en el programa de fiestas han anunciado "concierto acústico de los 80" así que la gente que acuda se encontrará algo que no esperaba en un escenario que no es el más apropiado; Una vez más otro reto complicado de tratar, pero ¿quién dijo miedo? ya os contaré.

Nacho
Salud y buena Música

Leave a comment

    Add comment